​​Secciones2.jpg

DIRECTORES AEELA2.jpg

A través de su historia, la Asociación de Empleados del Estado Libre Asociado (AEELA) ha demostrado ser una institución sólida y comprometida con promover el ahorro como el vehículo principal para impulsar el progreso de todos los servidores públicos y pensionados del gobierno de Puerto Rico.

La Asamblea de Delegados, que me honra presidir, es el cuerpo que gobierna a la Asociación y que tiene el poder de gobernanza máximo en las decisiones institucionales. Hemos asumido la importante encomienda de continuar el legado centenario de AEELA enfocados en dar prioridad al servicio a los socios dueños, porque ellos son nuestra razón de ser.

Nuestra responsabilidad es representarlos con orgullo, trabajar por su bienestar y brindarles apoyo. Para lograrlo, es necesario dar continuidad a proyectos que han probado ser efectivos para propiciar el cumplimiento de nuestra misión, así como dar paso a una gestión enfocada en el futuro y desarrollar iniciativas dirigidas a ampliar los beneficios que ofrecemos.

Pero, sobre todo, es fundamental trabajar para salvaguardar la estabilidad financiera de la Asociación, porque, protegiéndola, protegemos a los socios dueños. Buscaremos la mejor manera de enfrentar los retos y los cambios que se puedan presentar en el camino para, de esa manera, garantizar a nuestra matrícula un mejor rendimiento de su aportación.

Para ello, contamos con una directiva y una Asamblea de Delegados compuesta por representantes de los socios dueños comprometidos con el servicio y convencidos de que, a nuestros asociados, les debemos el éxito de AEELA. No descansaremos en nuestro afán de que cada empleado público y pensionado conozca las ventajas que solamente les brinda la Asociación.

En momentos de incertidumbre, AEELA facilita que miles de puertorriqueños cuadren su presupuesto familiar y es la única institución que realmente les da la mano en los momentos de mayor necesidad. Además, en AEELA, los servidores públicos tenemos una verdadera alternativa para que, durante nuestro retiro, contemos con los recursos para disfrutar de una vida de calidad.

Por eso, por todos los empleados públicos, confiamos en que cumpliremos con los planes que nos hemos propuesto para fortalecer su patrimonio.